Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Cómo detectar a un conductor novato

Cómo detectar a un conductor novato

errores novel

No solo porque debería llevar un L en el cristal trasero: identificar a un conductor novato cuando estamos en carretera es importante para que podamos extremar las precauciones. 

Un conductor novato es una persona que, aunque haya superado las pruebas correspondientes para sacarse el permiso de conducir, todavía no tiene la experiencia necesaria para conducir con total seguridad sobre cualquier tipo de asfalto. 

Y lo que es peor, puede creer que sí y confiarse.

Existen una serie de errores propios de conductor novel por los que todos hemos pasado. Si te has sacado el carné hace poco o quieres saber cuáles sigues repitiendo, te los contamos a continuación. Después ya solo te queda intentar buscar un seguro de automóvil al mejor precio teniendo en cuenta tu situación.

Forzar las marchas

Posiblemente el error más común entre conductores noveles y también entre aquellos con un coche al que no están habituados, es el cambiar de marcha revolucionando el motor en exceso o hacerlo demasiado rápido.

Cuando tardamos mucho en cambiar de marcha hacemos que las revoluciones suban demasiado, dañando nuestro automóvil. Debemos aprender a “escuchar” el motor para saber cuándo nos está pidiendo una marcha más larga. 

De la misma forma, cambiar de marcha demasiado rápido puede afectar a nuestra conducción y a la de los demás vehículos: al hacer esto, el coche tiembla y puede llegar a desestabilizarse o “calarse”, provocando que los demás automóviles tengan que frenar para evitar una colisión. 

No revisar el coche y su documentación

Neumáticos, luces, niveles de aceite y refrigerante… Es común olvidarnos de estas cosas cuando somos nuevos conductores y no estamos acostumbrados a tener automóvil. Pero llevar un mantenimiento de nuestro vehículo es necesario para poder circular en perfectas condiciones.

Además de estos aspectos, es conveniente tener actualizada (y a mano) toda la documentación relacionada con nuestro vehículo: permiso de circulación, ITV, carné de conducir y seguro del automóvil. De esta forma evitaremos posibles multas y los nervios de no encontrar nuestros papeles cuando nos lo solicite algún agente de tráfico.

Exceso de velocidad

Error en conductores novatos y no tan novatos, el exceso de velocidad sigue siendo uno de los motivos principales de accidentes de tráfico. 

Este error es especialmente peligroso no obstante en conductores sin experiencia, ya que a este exceso de velocidad debemos sumarle las condiciones de la carretera. Circular demasiado rápido no es solo hacerlo por encima de los límites indicados por las señales de tráfico, sino también hacerlo cuando las condiciones meteorológicas son adversas. Y es propio de los conductores noveles el no aminorar la velocidad con lluvia o niebla, poniendo así en peligro su integridad y la del resto de conductores.

No mantener la distancia de seguridad

Uno de los errores más comunes y que a pesar de todo algunos conductores siguen manteniendo con el paso de los años es el pegarse demasiado al coche que circula delante de nosotros en carretera.

Debemos tener en cuenta en estos casos que aunque circulemos a la misma velocidad y en una vía aparentemente libre de interrupciones, cualquier mínimo descuido puede hacernos colisionar con otro vehículo en caso de frenada repentina. Mantener la distancia necesaria previene este tipo de colisiones, dándonos tiempo de reacción.