Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » ¿Sabes cuánto vale tu coche? Te damos algunas claves para calcular su precio

¿Sabes cuánto vale tu coche? Te damos algunas claves para calcular su precio

calcular-precio-vender-coche-segunda-mano

Si estás pensando en vender tu coche, tú decides su precio. Para calcularlo debes tener en cuenta factores como su antigüedad, el tipo de motor, el kilometraje o su estado de conservación.

El mercado de vehículos de ocasión está en alza, y si has decido vender tu coche, debes saber que actualmente estás en un buen escenario para encontrar comprador en muy poco tiempo.

Sin embargo, para calcular el precio de tu coche para venderlo de segunda mano debes tener en cuenta una serie de variables que incluirán la marca y tipo de vehículo, su potencia, su consumo, los kilómetros recorridos o su antigüedad, entre otras.

Veamos qué factores te ayudarán a calcular cuánto dinero vale tu coche usado antes de venderlo.

Primero, decide a quién vender tu coche

Tú decides a quién quieres vender tu vehículo, en función de lo que quieras pedir por él o lo que te urja su venta. Puedes venderlo a una empresa especializada en revender vehículos multimarca, a un concesionario o a un particular.

Las empresas multimarca suelen ofrecer un precio más bajo que el precio de mercado; los concesionarios harán una valoración similar a la de estas empresas, pero si vas a comprarte un coche nuevo, siempre puedes obtener una rebaja entregando tu viejo vehículo; y los particulares suelen ser mejores compradores, pero el ciclo de venta podría alargarse en el tiempo.

Si quieres vender tu vehículo a un particular, conviene que sepas que tendrás que responder por las posibles anomalías detectadas en tu coche durante los seis meses siguientes.

Para calcular el precio de tu coche, ten en cuenta su antigüedad

Uno de los criterios esenciales para calcular el precio de tu coche al venderlo como segunda mano es su antigüedad. Se dice que un vehículo pierde en un año un 15% de su valor, pero este porcentaje puede llegar al 25% en algunos modelos.

De hecho, tu coche podría costar la mitad de lo que pagaste por él al comprarlo a nuevo en solo dos años, aunque esta regla no sirve con todos los vehículos, pues algunas marcas se devalúan más que otras, sobre todo si son coches de gasolina.

Para hacerte una idea aproximada, puedes consultar alguna web de tasación de vehículos de segunda mano y revisar qué valor de mercado tiene un coche similar al tuyo (marca, modelo, motor, consumo, antigüedad…), acudir a un tasador profesional o contactar con tu aseguradora para consultar el valor del coche en el mercado.

El kilometraje también importa

Es otro de los aspectos esenciales para calcular el precio de un vehículo usado, y está íntimamente relacionado con su antigüedad. Por regla general, cuando un coche tiene menos de cinco años, el kilometraje no suele incidir demasiado en su precio, pero cuando el coche tiene más de seis años, el precio baja considerablemente, aunque los kilómetros recorridos sean escasos.

Además de la fecha de compra o de matriculación del vehículo, del kilometraje o el tipo de motor y combustible, se tendrán en cuenta otros factores como si el vehículo tiene algunos extras, su estado general y el estado de los neumáticos.

Para conocer el estado de tu coche conviene que realices una revisión general antes de venderlo.

Resuelve todas las dudas del comprador

Si ya has pactado la venta de tu coche, conviene que hagas un contrato de compraventa en el que incluyas los datos del comprador y del vendedor, los detalles del vehículo y el precio de venta acordado.

Será un punto a tu favor ofrecer confianza al futuro comprador demostrando que todos los papeles están en regla, que el coche no tiene cargos o multas pendientes y que ha pasado la ITV rigurosamente. Si entregas toda la documentación que posees (facturas de arreglos, libro del vehículo, facturas de compra de los extras, etc.), favorecerás la confianza del comprador final.

¿Y qué hacer con el seguro cuando vendes tu coche de segunda mano?

Antes de vender será necesario que prepares una serie de documentación que deberás tener al día: el permiso de circulación; la tarjeta de inspección técnica; el certificado de haber pasado la ITV; el recibo del impuesto municipal de circulación; el cambio de titularidad o transferencia; y la notificación de cambio de titularidad. Esta última debes solicitarla en un plazo máximo de 10 días desde que realizas la venta, teniendo en tu poder un documento de compra y venta firmado por el comprador, y una copia de su DNI.

Además, tendrás que encargarte de pagar el Impuesto de transmisiones patrimoniales en la Agencia Tributaria de tu Comunidad Autónoma.

¿Y qué pasa con el seguro? Pues tienes varias opciones: por un lado, podrás entregar el coche con un seguro en vigor, y por el otro dar de baja tu póliza al realizar la venta. El comprador es quien decide si quiere quedarse con tu seguro, si va a traspasar el seguro de su anterior coche, si ya tenía uno en vigor, o si quiere realizar una comparativa de seguros de coche baratos y seleccionar el que mejor se adapte a su coche recién adquirido.