Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Seguro que a ti también te han llegado estos bulos sobre radares: no hagas caso

Seguro que a ti también te han llegado estos bulos sobre radares: no hagas caso

bulos-sobre-radares-a-los-que-no-debes-hacer-caso

Hace años que circulan múltiples leyendas urbanas sobre cómo evitar ser captado por un radar, pero lo cierto es que solo levantar el pie del acelerador y cumplir las normas de tráfico te puede librar de una multa segura.

Los radares que maneja la DGT cada vez son más sofisticados y pequeños, pero también más precisos. Aunque existe una serie de creencias generalizadas que circulan cada año por redes sociales o por WhatsApp sobre la existencia de ciertos trucos para escapar de la influencia de los radares en carretera, lo cierto es que, si no cumples las normas y no levantas el pie del acelerador, te va a resultar imposible escapar de una multa segura.

Veamos cuáles son las “mentiras” más extendidas sobre los radares.

Si vas a una determinada velocidad, podrás engañar al radar

Primer bulo y tal vez el más extendido: si circulas muy rápido, a más de 250 km/hora, el radar no te pillará jamás. Pues esta es también la primera mentira: solo algunos coches pueden circular a esa velocidad, pero has de saber que, aunque tengas el coche fantástico, los radares pueden medir hasta 320 km/h.

Evita bajo cualquier circunstancia creerte este bulo, sobre todo porque al aumentar la velocidad estarás poniendo en peligro tu vida y la de los demás conductores, por no hablar de que te estarás exponiendo recibir no solo la sanción económica por ir muy por encima de los límites de velocidad, sino también una denuncia por cometer un delito contra la seguridad del tráfico.

Trucar la matrícula o despistar al radar con reflejos funciona

Jamás, ni la una ni la otra. Ni podrás evitar que el radar consiga tu número de matrícula doblando un poco una esquinita o echándole laca a toda la placa, ni colocar un CD en la bandeja ayudará a despistar al radar. El aparatito fotografiará la matrícula sin problemas y, además, podrás volver a casa con una multa de 200 euros si te pillan con las placas en mal estado.

Tampoco es buena idea llevar un inhibidor en tu coche. Si te pillan te restarán 6 puntos del carné y te expones a una multa de hasta 6.000 euros. Además, pueden obligarte a retirar el aparato en el momento, y tendrás que correr con los gastos de la reparación. Mala idea, en resumen.

Los radares no multan por las noches

Justo lo contrario. Aunque ya no recibas ese flash que te avisaba de que te acababan de sacar una fotografía a más velocidad de la permitida, los radares están en pleno funcionamiento por las noches. De hecho, los sistemas de infrarrojos les permiten conseguir los números y letras de tu matrícula incluso en condiciones meteorológicas adversas.

Todos los radares fijos están señalizados

No, no. En carretera puede que sí, pero en los centros urbanos puede que su situación no esté señalizada. Además, hay radares que captan ambos sentidos de circulación. Esto último es importante recordarlo.

Los radares en movimiento no multan

También falso. Los radares del coche patrulla o del coche camuflado también pueden medir tu velocidad de circulación, aunque el vehículo de la Guardia Civil de Tráfico esté en movimiento.

Si, aún conociendo todos estos bulos, no has conseguido evitar una multa, tal vez puedas acudir a tu seguro. Casi todos los seguros de coche disponen de un servicio de defensa legal y reclamación de daños. Aunque es difícil vencer al radar, tu póliza te ayudará cuando la necesites.